Buscar
08:19h. Viernes, 22 de Septiembre de 2017

Suecia prioriza la relación con Marruecos ante el conflicto sobre el Sáhara

Suecia ha decidido no reconocer al Sáhara Occidental como un estado independiente, según anunció el viernes la ministra de Exteriores, Margo Wallström, en un movimiento que trata de suavizar las tensiones diplomáticas con Marruecos que entre otros tiene paralizada la apertura del primer IKEA en Marruecos.

Marruecos se puso hace unos meses en pie de guerra económica contra Suecia y sus empresas, anunciando una campaña de "boicot a las compañías suecas", en medio de un conflicto diplomático por el posible reconocimiento sueco de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Finalmente Suecia ha decidido no reconocer al Sáhara Occidental como un estado independiente, según anunció la ministra de Exteriores, Margo Wallström, en un movimiento que trata de suavizar las tensiones diplomáticas con Marruecos que entre otros tiene paralizada la apertura del primer IKEA en Marruecos.

El boicot marroquí era una respuesta "a la postura hostil de Suecia" y "en reciprocidad" al boicot que los intereses marroquíes sufren en ese país, y que se centraba sobre todo en las compañías que tienen su sede u operan en el Sáhara Occidental. El asunto había avivado las tensiones entre Suecia y Marruecos hasta tal punto que Rabat bloqueaba la apertura de la primera tienda de la multinacional sueca Ikea en el país magrebí, en represalia por la postura sueca.

La decisión del Gobierno socieldemócrata de Suecia, supone un giro de 180 grados, ya que desde su llegada al Gobierno en coalición con Los Verdes habían caminado para convertirse en el primer país de la UE en reconocer la independencia del Sáhara. Pero el Gobierno actual ha dado marcha atrás y se compromete  a "intensificar el apoyo al proceso de Naciones Unidas para encontrar una solución justa y mutuamente aceptable al conflicto".

Suecia ha apostado por la real politics y sus intereses y los de sus empresas, antes que por un conflicto que ponía en riesgo sus aspiraciones para conseguir un puesto no permanente en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU.

Fuente: Marruecos Negocios y Reuters