Buscar
08:31h. Lunes, 24 de Abril de 2017

España reconoce la labor de Marruecos por promocionar un islam abierto

El Gobierno de España ha elogiado la estrategia de Marruecos de promover un Islam "abierto y tolerante" tras el encuentro bilateral entre ambos países que ha tenido lugar en Rabat.

El Gobierno de España ha elogiado la estrategia de Marruecos de promover un Islam "abierto y tolerante" tras el encuentro bilateral entre ambos países que ha tenido lugar entre ayer y hoy en Rabat con presencia de los ministros de Interior y de Defensa, Jorge Fernández Díaz y Pedro Morenés, respectivamente.

Como viene siendo habitual tras las reuniones de ambos países, España y Marruecos han emitido un comunicado conjunto en el que, según dice, "la delegación española reconoció el acierto de la estrategia marroquí en materia de lucha contra el terrorismo, fundada en un enfoque global que integra, además del aspecto de seguridad, las dimensiones sociales, económica y religiosa".

En ese sentido, España ha alabado "especialmente los esfuerzos y el compromiso de Marruecos para promover un Islam abierto y tolerante, a través de los programas puestos en marcha en materia de formación de imanes y la creación de la Fundación Mohammed VI de los Ulemas Africanos".

En lo que afecta a los aspectos estrictamente de seguridad, los responsables de la materia de ambos estados se han felicitado por el estado de las relaciones y la cooperación entre las fuerzas de seguridad de ambos países. Este entendimiento ha permitido llevar a cabo numerosas operaciones conjuntas contra células yihadistas y en concreto contra grupos dedicados a captar terroristas para enviarlos a zonas en conflicto como Siria o Irak.

"SOLUCIONES POLÍTICAS"

En cualquier caso, España y Marruecos dedican una especial preocupación por la estabilidad en la cuenca mediterránea y en la zona del Sahel. "En este marco, ambas partes convienen en que el fortalecimiento y la consolidación de la estabilidad regional pasa por la resolución de todos los conflictos por medio de soluciones políticas inclusivas, que preserven la integridad de los Estados de la región", dice la extensa nota conjunta que incluye hasta 18 puntos.

Ambos países llaman a intervenir a "todos los países" contra el terrorismo que "golpea" la región del Sahel "adoptando una gestión global y coherente que concilie aspectos de seguridad, humanitarios, migratorios y de desarrollo socio-económico de la región".

Pese a que la cumbre fue convocada después del ataque en un tren de alta velocidad en Francia por parte de un presunto terrorista yihadista (nacido en Marruecos y que residió en España), la nota enmarca esta cumbre "en la dinámica de encuentros regulares entre los responsables de ambos países a cargo de la defensa nacional y del interior". Por ello, también se han abordado otros asuntos que afectan a ambos países como la inmigración irregular.

El comunicado refleja su "preocupación ante la repetición de incidentes trágicos acaecidos en el Mediterráneo" y deploran "las pérdidas de vidas humanas que llaman a actuar, junto a los países ribereños, al conjunto de la comunidad internacional". Dicen apostar por "un enfoque a la vez de seguridad y humanitario, que aúne inmigración a co-desarrollo".

REGULARIZACIÓN DE INMIGRANTES

En este punto, la delegación española ha reiterado el apoyo a "la nueva política migratoria iniciada por Su Majestad el Rey Mohammed VI, que ha dado lugar a la regularización de la situación de unos 20.000 migrantes y a su integración, permitiéndoseles el acceso a la educación, al empleo y a los servicios sociales de base".

La cumbre ha contado con la presencia del ministro del Interior marroquí, Mohammed Hassad; el ministro delegado ante el Jefe de Gobierno, Encargado de la Administración de la Defensa Nacional, Abdelatif Loudyi, y el ministro delegado ante el ministro del Interior, Cherki Drais. Además de Fernández Díaz y Morenés, también han acudido el embajador de Marruecos en Madrid, Fadel Benaich, y su homólogo en Marruecos, Ricardo Díez Hochleitner.

Fuente: Eldiario.es