Buscar
06:34h. Lunes, 24 de Abril de 2017

Marruecos se alza en quinto destino de las inversiones internacionales en África

De acuerdo con un estudio presentado por Anima Investment Network, el país norteafricano recibe anualmente más de 3.000 millones de dólares de IDE gracias a su política de desarrollo en campos como el automóvil o la aeronáutica. Asimismo, el mismo informe destaca el papel jugado por Marruecos como inversor en las regiones de África del Oeste y África central.

Tras años de apatía de los inversores después de que la crisis financiera azotara a la economía mundial en 2008, la región de países del Mediterráneo conseguía por fin, en 2015, romper con la atonía de los mercados para empezar a situarse de nuevo como centro receptor de inversiones internacionales. Detrás de este cambio de tendencia se situarían países como Turquía, Egipto y Marruecos, tal y como se indica en el estudio presentado por Anima Investment Network, en el que se destaca como este último país, Marruecos, ha conseguido imponerse como importante destino de las inversiones directas extranjeras (IDE) durante estos 10 últimos años. Tanto es así que el flujo de IDE hacia el país norteafricano ha ascendido a un total de 3.000 millones de dólares anuales desde 2013, y eso que el mismo estudio reconoce que tras 2014, año en el que Marruecos recibió la cifra récord de 3.500 millones, el país ha sufrido un importante repliegue, estimado en un 11%.

En todo caso, el informe de Anima concluye que este revés no ha impedido al país confirmar su plaza como unos de los principales pesos pesados del continente africano gracias a la estrategia de desarrollo económico basada en la instalación de grandes grupos empresariales en campos como el automóvil y la aeronáutica. De hecho Marruecos constituyó en 2015 el quinto destino africano más atractivo para los inversores, qué ven en el país una puerta de entrada a África.

Asimismo, el análisis de las tendencias de la inversión extranjera en el Mediterráneo, elaborado y publicado por esta plataforma vienen a confirman los datos expuestos por la Ley de Presupuestos 2017 en la que se destacaba cómo la inversión directa extranjera del país alauí en el continente africano había crecido en los últimos años, sobre todo en países como Senegal o Costa de Marfil.  Así, se ha convertido igualmente en un inversor principal en África, con 600 millones de dólares emitidos en 2015 hacia África del Oeste y África central, sobre todo en los sectores de la ingeniería y la asistencia técnica, el turismo y la restauración, el automóvil, la construcción y banca y seguros.

Fuente: Le Matin