Buscar
21:59h. Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

MOHAMMED ALI KADIRI. DIRECTOR DE CAIXABANK EN CASABLANCA.

"Las empresas que van con prisas fracasan en Marruecos"

Conocer la normativa del país y tener un buen bufete es clave para el éxito en los negocios. "No somos alemanes ni suecos, el contacto es muy importante".
 

-Marruecos es -junto con China- el país que despierta más interés entre las empresas clientes de Caixabank, ¿qué bondades ofrece este país? 

-Muchas. Se trata de una economía en pleno desarrollo, cercana a España -apenas nos separan 15 kilómetros-, que ofrece estabilidad política frente a un entorno tumultuoso y unas condiciones de negocio con múltiples ventajas para el inversor extranjero, además de erigirse en puerta de entrada a África, a países como Senegal, Malí o Gabón, de los que las empresas españolas pueden sacar mucho provecho. En definitiva, Marruecos es una rotonda abierta tanto a Europa como al Magreb y al resto de África. 

-¿En qué sectores hay más oportunidades para las empresas andaluzas? 

-Marruecos ofrece la oportunidad de entrar en su dinámica de desarrollo a través de las infraestructuras, las energías revonables, el sector textil, la automoción, la aeronáutica, la pesca y la agricultura. Ya son más de 800 empresas españolas las que se han establecido allí, entre ellas, muchas andaluzas. 

-¿No menciona el sector de la construcción? Muchas empresas españolas o andaluzas que están pasando dificultades aquí buscan nuevos horizontes... 

-En Marruecos hay un déficit estructural de viviendas, por lo que habrá que construir más. Con lo que tenemos que ir con cuidado es con el sector residencial de alta gama porque ha habido un parón por la crisis de países colindantes. 

-¿Temen que se genere una burbuja inmobiliaria como la que estalló en España? 

-Ese riesgo siempre está presente en el sector inmobiliario. De momento no existe, pero habrá que ir con pies de plomo para evitarla. 

-¿Cuáles son los errores más comunes que cometen las empresas españolas a la hora de hacer negocios en Marruecos? 

-Las compañías españolas que han fracasado en Marruecos ha sido por ir con prisas, por no tomarse el tiempo necesario para madurar sus proyectos y no contar con buenos asesores. Si quieren hacer negocios deben conocer perfectamente con antelación la ley, la normativa del país, los aspectos jurídicos para, así, no fallar ni tener problemas con Hacienda. 

-¿Qué tipo de asesores? 

-Se trata de un país complejo, con una Administración pesada y que no lo pone fácil a la hora del papeleo. Por eso es importante ir de la mano de un buen bufete de abogados, que se encargue de montar los contratos, los estatutos... 

-¿Basta con buscarse un socio local que pueda abrir puertas? 

-Para desembarcar en Marruecos no es necesario tener un partner. Cualquier empresa española puede establecerse allí por sí sola. Pero si quiere tener un socio, debe buscarlo con cuidado y no cometer el error de quedarse con el primero que hable castellano. Siempre es bueno el asesoramiento de un bufete o banco. 

-En el tú a tú, ¿qué consejos puede dar a los empresarios andaluces? 

-Que vengan con la mente abierta y pasen tiempo en el país porque es fundamental que se empapen de su cultura. Los marroquíes son personas de contacto. No basta con llamarles por teléfono. No son alemanes, suizos, suecos ni noruegos. Cuenta más el bis a bis, entablar una relación más allá de los negocios, hablar de la familia, de las costumbres... 

-Caixabank abrió su primera oficina en Marruecos en 2009, en Casablanca, y recientemente ha inaugurado la segunda, en Tánger. ¿Qué diferencia hay entre las empresas que se acercan a una y otra zona? 

-En ambos casos se trata de compañías medianas o grandes. En Tánger -y en toda la zona norte del país- hay tres sectores predominantes: el textil, la automoción y la agricultura, mientras que en el área de Casablanca el abanico es más amplio: sectores industriales, de ingeniería y servicio. 

-¿A cuántas compañías dan servicio en Marruecos? ¿No tienen clientes particulares? 

-Tenemos una cartera de más de 300 empresas y a 13 personas en plantilla -11 en Casablanca y 2 en Tánger-. Nuestras oficinas se dirigen exclusivamente a empresas, no somos banca minorista. Lo importante de nuestra implantación en Marruecos es que ello genera mucha confianza en el país. Cuando las empresas ven que una entidad tan conservadora como Caixabank -muy prudente en su desarrollo y expansión- decide operar como banco allí ven una señal inequívoca de que es interesante invertir en el país

Leer más: "Las empresas que van con prisas fracasan en Marruecos"  http://www.diariodecadiz.es/article/economia/1739497/las/empresas/van/con/prisas/fracasan/marruecos.html#sSf3aroVnEE0yfOh