Buscar
01:42h. Sábado, 18 de Noviembre de 2017

Alta Velocidad en Marruecos antes de junio de 2018

Casablanca, Rabat y Tánger serán las primeras ciudades conectadas. El trayecto se reducirá en más de dos horas y los ensayos comenzarán el próximo año.

El trayecto ferroviario entre Casablanca, Rabat y Tánger se reducirá en más de dos horas antes de junio de 2018. Así lo ha anunciado Mohamed Rabie Khlie, el director general de la ONCF (equivalente grosso modo a las ADIF y RENFE española) en Tánger esta semana. En la actualidad, un viaje entre Casablanca y Tánger requiere 4 horas y 45 minutos. Cuando el proyecto esté terminado y en funcionamiento, el tiempo se reducirá hasta las 2 horas y 10 minutos.

La línea TGV (Train de Grand Vitesse, tren de alta velocidad) contará con 200 km, de los cuales 30 ya se encuentran terminados: a pesar de los retrasos, Marruecos ha demostrado su compromiso con la inversión en infraestructuras. Según informa el diario francés L’Usine Nouvelle, las pruebas han comenzado ya en algunos trayectos. En cuanto al precio de los billetes, aún no se conocen los detalles, pero se tratará sin duda de un punto clave a la hora de rentabilizar un proyecto de enorme magnitud en un país en desarrollo.

La alta velocidad en África

Cuando Casablanca y Tánger queden conectadas por tren de alta velocidad, Marruecos se convertirá en el primer país africano en dotarse con un tren de estas características. Argelia y Sudáfrica han anunciado en los últimos años proyectos de construcción que no terminan por materializarse. El éxito de este tipo de proyectos sería un enorme impulso a la acumulación de know how y aumento de la eficiencia en un continente con enorme potencial de mejora de las infraestructuras.