Buscar
02:36h. Domingo, 23 de Julio de 2017

MERCADOS RENTABLES

Bolsa: cuando exotismo y rentabilidad van de la mano

En tiempos en los que reina la incertidumbre, hay que abrir horizontes. Eso lo sabemos desde hace mucho. Hay que diversificar. Y no sólo entre los mercados "de siempre": Europa, Estados Unidos, los emergentes clásicos... El mundo es muy grande y esconde oportunidades en todos sus rincones. Algunos de ellos son muy exóticos. Y un poco desconocidos. Dan grandes rentabilidades. Pero también tienen más riesgo.

En tiempos en los que reina la incertidumbre, hay que abrir horizontes. Eso lo sabemos desde hace mucho. Hay que diversificar. Y no sólo entre los mercados "de siempre": Europa, Estados Unidos, los emergentes clásicos...

El mundo es muy grande y esconde oportunidades en todos sus rincones. Algunos de ellos son muy exóticos. Y un poco desconocidos. Dan grandes rentabilidades. Pero también tienen más riesgo. Por eso, antes de otra cosa, la advertencia: deben representar una parte muy pequeña de la cartera. Como la sal o la pimienta en un guiso. 

Si repasamos el ranking de rentabilidad de las categorías de fondos de inversión de Morningstar, descubrimos, por ejemplo, que los productos que invierten en renta variable hindú son los más rentables del año, con una revalorización del 32,72%, por la ilusión que suscita su nuevo Gobierno.

A continuación se colocan los que apuestan por un mercado más pequeño y algo más desconocido: Indonesia. Estos fondos suben un 32,23%, de media. Los que invierten en Tailandia, África y Oriente Medio ganan alrededor de un 27%. Los de Vietnam, más de un 20%. Los turcos, casi ese porcentaje, al igual que los que buscan oportunidades en la renta variable islámica. Además, nos encontramos con los productos que apuestan por los mercados frontera, que ganan un 17,70% en el año, prácticamente lo mismo que gana el MSCI Frontier Markets en el ejercicio, cuyo per (precio entre beneficio) se sitúa en un nivel prudente de 11,76 veces por debajo, pues, de las 15,44 veces a las que cotiza, por ejemplo, el Dow Jones. 

Sorprende que ocurra esto justo en un año en el que la política monetaria expansiva llega a su fin. Porque ha sido precisamente ésta la que ha implicado el aumento del volumen de liquidez circulante en el mercado que ha contribuido a hinchar las cotizaciones de los índices. Y ahora la cantidad de dinero en circulación no aumentará. Y los tipos de interés amenazan con comenzar a subir. 

Pero el Fondo Monetario Internacional, a finales de la primavera pasada ya advertía el atractivo de algunos de los mercados de los que estamos hablando: "Existe un grupo de países de bajo ingreso en rápido crecimiento que está captando el interés de los inversores internacionales. Comprender cuáles son, en qué se diferencian y cómo han alcanzado su estado actual son temas importantes para la economía mundial porque combinan un enorme potencial con grandes riesgos", comentaba Min Zhu, subdirector gerente del organismo. 

¿Cuáles son los mercados frontera? 

No son todos los que aparecen en el ránking que hemos desmenuzado al principio. Tampoco es que haya una definición formal de ellos, pero los que se encuentran en la lista son: Bangladesh, Kenia, Nigeria, Mozambique y Vietnam. También Bolivia, Ghana, Honduras, Mongolia, Nigeria, Senegal, Tanzania, Vietnam y Zambia. 

Hay que tener una precaución cuando se invierte en estos países y es que, como advertía el propio Zhu, tienen mercados menos profundos y menos líquidos que los países emergentes clásicos, los que ya están asentados como destino de la inversión. Pero, a cambio, ofrecen una mayor rentabilidad. 

"Muchos países de frontera están creciendo a ritmo veloz, en la mayoría de los casos gracias a sus esfuerzos sostenidos por lograr la estabilidad macroeconómica y al establecimiento de instituciones que promueven la actividad empresarial. Estas economías también han hecho esfuerzos significativos por reducir la inflación a través de una política fiscal y monetaria prudente", continúa Zhu. 

Con este aval procedente del FMI, no extraña que en este año hayan sido destinatarios de tal volumen de inversión extranjera, que es lo que esconde el hecho de que los fondos a estos mercados referenciados se encuentren entre los más rentables. Aunque también alerta de sus dos principales riesgos. En primer lugar, dado que necesitan capital externo, son países sometidos a un mayor escrutinio por parte de los inversores; además, como apuntábamos antes, a medida que las tasas de interés comiencen a subir en Estados Unidos y a que las políticas monetarias a nivel mundial comiencen a normalizarse, los flujos de capital hacia las economías frontera podrían comenzar a disminuir. 

Países con más atractivo

¿Por qué mercados en particular están apostando los gestores de los fondos que apuestan por los países frontera? Hace unos días desvelaba Bloomberg que, sobre todo, por las acciones vietnamitas, debido a que muestran, dentro del sudeste asiático, las valoraciones más baratas en un contexto en el que, además, está mejorando su situación económica. 

En el año hasta principios de agosto, los gestores han comprado acciones del país por valor de 277 millones de dólares, lo que supone un incremento del 3% con respecto al conjunto del ejercicio anterior. De ahí que la Bolsa del país suba ya un 20% en lo que llevamos de año. Además, se ha recuperado en su totalidad de la debacle que sufrió el índice como consecuencia de la crisis que sufrieron los emergentes entre enero y febrero. 

Garantía del atractivo de estos mercados es también el hecho de que el fondo soberano de Noruega, el más grande del mundo, apueste por este tipo de países. De hecho, el máximo directivo de este instrumento financiero afirmaba que hay muy pocos países de África y Oriente Medio donde no estén invertidos. Añadió, en declaraciones realizadas a finales de junio, que su principal apuesta era Sudáfrica, aunque también apuesta por Egipto, Marruecos y Kenia

Tan lejos, tan cerca... Marruecos y Túnez

Hablando de África, Maleck Bou-Diab, gestor del fondo BB African Opportunities de Belleveu Asset Management, acaba de estar en el norte del enorme continente. En concreto, en Marruecos y en Túnez. ¿Hay oportunidades en esos mercados tan cercanos a España? Respecto a Marruecos, Bou-Diab comenta que, aunque está creciendo a un interesante ritmo del 4%, también presenta algunos puntos débiles. Uno de ellos es, precisamente, su exposición a la débil Unión Europea. Otro, el propio tratado de libre comercio existente entre el país norteafricano y la Unión Europea, porque ha permitido que "empresas agrícolas y constructoras de España y Portugal pasen a la ofensiva y comercialicen productos y servicios en Marruecos". 

Pero, ante esta situación, Marruecos está tratando de reducir su dependencia de la Unión Europa y aumentar sus exportaciones a otras regiones, como los países africanos del área francófona. 

Las oportunidades en el país pasan, según este experto, por el sector bancario, por su eficiencia y por haberse beneficiado de las reformas de hace una década. En particular, apuesta por el Attijariwafa Bank, que genera más del 20% de sus ingresos en África Occidental y se beneficia de las tasas de crecimiento más rápidas que ofrecen unos países poco bancarizados.

También señala el sector inmobiliario, dado que el país ha implantado un programa nacional de vivienda asequible para hogares de ingresos bajos. Y, por último, apunta como fuente de oportunidades el proceso de privatizaciones de empresas públicas. En particular, en el sector de bienes de consumo. Y, en concreto, Lesieur Cristal, que solía producir un único tipo de aceite alimentario y un producto de jabón. "Hace dos años el Gobierno incorporó a un inversor estratégico francés que inyectó nueva vida a la empresa y la centró en las necesidades reales del mercado", explica el gestor. 

¿Y en Túnez? Fue el país en el que comenzó la Primavera Árabe. Allí triunfó. Y, ahora, la nueva Constitución es una de las más modernas y liberales vigentes en todo el mundo árabe. Además de sancionar la libertad religiosa, la igualdad de género, los derechos fundamentales, también consagra los principios del libre mercado. Estos últimos aún se deben materializar con leyes que realice un Gobierno legítimo (aún rige el país un Gobierno provisional). Pero, pese a todo, le gustan los sectores industrial, bienes de consumo y de servicios. Sobre todo, los fabricantes que exportan a Libia y Argelia. También, el financiero. Tanto bancos públicos como privados. 

Tanto los índices del mercado marroquí como el tunecino suben alrededor de un 4% en el año. Muy por debajo, por ejemplo, del mercado tanzano, que gana un 15%, por ejemplo. Aunque los que realmente destacan por su rentabilidad dentro de la región EMEA (Europa, Medio Oriente y África) son Qatar y los Emiratos Árabes, con rentabilidades que oscilan entre el 20% y el 50%, en función de los índices. Además, Egipto, que sube cerca de un 40%. O Arabia Saudí, con un avance de cerca del 30%.

Fuente:Finanzas.com