Buscar
16:51h. Domingo, 23 de Abril de 2017

Un nuevo relato sobre el diseño africano contemporáneo en Barcelona

El Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) ofrece a partir de la exposición "Making Africa" un nuevo relato sobre el diseño africano contemporáneo, una coproducción con el Vitra Design Museum y el Guggenheim de Bilbao.

El Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) ofrece a partir de la exposición "Making Africa" un nuevo relato sobre el diseño africano contemporáneo, una coproducción con el Vitra Design Museum y el Guggenheim de Bilbao.

El director del CCCB, Vicenç Villatoro, ha remarcado que la exposición "no es una mirada sobre África, sino un relato desde África, desde la propia realidad; y no pretende ser un relato sobre qué es o qué pasa en África, sino que da a conocer lo que se hace en África y qué África se está construyendo".

La comisaria de la exposición y especialista en diseño contemporáneo en el Vitra Museum, Amelie Klein, ha explicado hoy en la presentación que el objetivo de esta muestra no es dar a conocer un panorama exhaustivo del diseño en África, sino "ofrecer un nuevo relato de este continente, una invitación a valorarlo desde una perspectiva nueva".

El punto de partida de "Making Africa", abierta hasta el 28 de agosto, fue el análisis de qué puede hacer el diseño para acometer un cambio y eso se puede constatar en el continente africano, argumenta la comisaria. Para definir África se debe tener en cuenta, en su opinión, que se trata de un continente con 54 países, mil millones de habitantes y centenares de grupos étnicos y lenguas y, por tanto, "no existe una sola África, no se puede reducir a los estereotipos, y el problema del estereotipo no es que sea erróneo, es que es incompleto".

En la muestra, las esculturas de gafas del keniano Cyrus Kabiru o el mapa de África "Alkebu-Lan 1260" que recoge una geografía que no tiene en cuenta las influencias coloniales son una metáfora del cambio de perspectiva al que invita esta exposición.

En una línea similar se mueve la obra de Kai Krause, que corrige con "The True Size of Africa" la auténtica magnitud y las dimensiones del continente, o la serie de retratos "Albus", de Justin Dingwall, quien examina el concepto de raza.

Una segunda parte de la exposición gira en torno a su sentido de pertenencia a un grupo social, como ilustra la opción de creadores como la fotógrafa Jody Brand, que utilizan Internet como medio para conseguir que África se integre en una cultura juvenil mundial, siempre mostrando sus propios códigos estéticos.

Michael MacGarry presenta en su vídeo "Excuse me, while I disappear" una visión crítica de una zona residencial de Angola creada por inversores chinos; y Mikhael Sbotzky y Patrick Waterhouse ejemplifican la historia de Sudáfrica en "Ponte City", un trabajo de documentación sobre la construcción del rascacielos más alto de África, uno de los inmuebles más lujosos en su momento que luego entró en decadencia.

Además de la ciudad, también se analizan tecnologías, materiales y sistemas completos que configuran el entorno personal como en el caso del diseñador Porky Hefer, que fabrica muebles vegetales con cañas o Cheick Diallo, que utiliza elementos reciclados para sus muebles.

Se cierra la exposición con una sección dedicada a los orígenes, con piezas como los diseños de moda de Duro Olowu, que recupera estampados, colores y materiales de las culturas tradicionales; las sillas/tronos construidos con armas de la guerra civil de Mozambique creadas por Gonçalo Mabunda.

La visión al futuro llega de la mano de la revista Jungle Jim, que indaga en el género de la ciencia ficción o de la cineasta Frances Bodomo, que mezcla la realidad con la ficción en "Afronauts", el relato sobre un proyecto zambiano para adelantar a EEUU en su carrera espacial a la Luna en 1969. 

Fuente: Efe y Negocios.com